El Piano de la Playa

man-at-sea-1616458_960_720He estado un poco obsesionado estos días atrás. Era una imagen arquetípica, hermosa, casi irreal. Justo cuando va llegando el frío a Málaga aparece un piano viejo en el Peñón del Cuervo, una playa. Un piano descascarillado, con teclas amarillentas, sin tapa, vencido por un lado. He estado buscando, preguntando, saliendo a la calle a saber de él. ¿De quién fue?¿En qué casa se alojó?¿Qué sonatas tristes presagiaron su final salado? En una de esas que andaba cerca del Piano encontré a un viejo hombre dando un paseo tranquilo. Un hombre que no se diría de ciudad de mar. Casi decimonónico. Me acerqué tiernamente, casi asustado, y vi sus lágrimas rodar. Algunas veces sé escuchar. Otras, me pongo a escribir: He aquí su historia.

decoracion-actualNo tardó dos años en nacer una nueva niña, de cabellos rojizos y arremolinados. Una chica hermosa, que se comía la vida. El primer aborto de la madre, un niño varón casi cumplido, había hecho hibernar el corazón de la familia, palaciega, de principios del siglo XX, de ésas que habitan cerca de las playas malagueñas, de esas que hicieron buen negocio con las cañas, las pasas, los vinos amontillados de Málaga. La niña, decía, era inmensa alegría, y llegó a una casa sombría, el hijo varón había partido. Un hijo varón, que continuaría la estirpe, de qué sirve ahora esta niña hermosa de amplios rizos si todo el dolor se reconcentra callado dentro de esta casa de techos altos, alfombras persas en invierno, y ventiladores alargados y lentos en verano. La madre guarda un poco de su amor para ella, Estrella. Sólo un poco, pues su dolor está abierto. El padre se refugia en el trabajo, en los amigos, callando el amplio dolor. Desencontrándose cada noche con su mujer, en un juego de distancias ya viciado. Ella al comedor, él a la chimenea. Ya nadie toca ese piano. Lo trajeron de regalo y el padre continuó la saga de pianistas alegres que siempre habían poblado su familia. No cantaba al piano, sino que el piano cantaba por él. Cuando se quedó la madre embarazada del primer hijo, corrió Mozart por entre las copas de Champán, alegre, sencillo, casi infantil.

6b13d79cd50cf1afeeefedc2a999dd62
No se sabe qué ocurrió, una cerveza amarga, una mala caída, un desenlace feroz del destino hizo que el hijo no prosperara. Bernardo se iría a llamar, como el padre y el abuelo. Como cada niño varón que pobló esa casa desde hacía casi 150 años. La madre culpada, el padre taciturno, Estrella llega en estas. Ella no sabe de estos pesares. Sale a la vida, trae su inocencia, su amor y su risa, risa que ayuda, que se coge primero como un dolor, luego como algo a lo que orientarse, que se convierte luego en tabla  de salvación, en querer olvidar. El padre sale de su cabizbajo destino, corre en pos de Estrella y la sienta al piano. Ella entiende rápido, trae sangre de Fréderic, huesos de Juan Sebastián, aliento de Ludovico. Las notas crecen y se deslizan bajo sus pequeñitos dedos. La casa vuelve. Las alfombras pueden llegar a volar, y los altos techos donde se deslizan las aspas lentas  son autogiros que harán despegar las columnas del suelo.

piano-varado-k6nd-620x349abcTercer hijo, segundo nacido y vivo. Trae una vida tranquila, casi callada a la casa. No protesta, sabe a qué casa viene. Se acabó el dolor, todo pasa, menos la muerte. Sin embargo la tragedia ha de llegar. Estrella, ha de ser ella. Algo debe pagar esta familia, algo debe ocurrir, la parca debe cobrarse su triunfo cruel. “No, Estrella no”, sueña la madre. El padre  aterrado no puede hablar. ¿Cómo pudo ser? Estrella con sus rizos amplios, llega pálida. Son bien conocidos el cólera y la disentería en Málaga. Demasiado juntas las letrinas y los pozos en los barrios. Pocas canalizaciones. Aquella visita a los trabajadores de la fábrica. Maldita sea ese agua. Estrella se queda sin líquido, su cuerpo lo expulsa, el calor le arde en las sienes. Aún no, por favor, ¿Qué va a ser de ellos sin Estrella? Pero Estrella se va, y le pide al padre una última sonata. Ravel. El padre toca la Pavana y ella exhala. La madre se va, no aguanta más. El padre manda enterrar en la playa el piano, ya nunca lo tocará. Serán las olas las que le toquen a él. Sólo queda el tercer hijo. Criado por sus tíos. Tras 80 años reconoce el piano de su hermana, de su padre. Varado en la playa. No llegó. Estaba allí y fue el mar quien lo mostró para dejar ver qué hermosas sonatinas se tocaron, y cuánto dolor fue en esa casa. Ya las alfombras son sólo alfombras. Las aspas ya no se deslizan, caen tristes.

 

 

De José Bretón, el dolor, la culpa y la Redención

Yo que suelo ser abogado de las causas perdidas, he visto la noticia de que José Bretón ha intentado suicidarse con dos cortes en el cuello y esta en la UCI. Este hombre es el padre que mató a sus hijos por despecho contra la madre; y he pensado, ¿Qué le ha de ocurrir a un hombre para que llegue a matar a sus hijos por hacerle daño a su ex-mujer? Si simplemente nos ponemos en la parte mediática diríamos que está loco, que es un psicópata, o lo que sea. Yo creo que tenemos nuestra sociedad una enfermedad social, lo cual no implica que no seamos responsables del dolor que causamos y que nos causamos. Me preguntaba, ¿Qué dolor ha de haber pasado este hombre para causar tanto dolor, para también, causarse tanto dolor? Como terapeuta y psicólogo veo casos en los que las personas quieren marcharse, morir, y muchas veces está implicado en ello no el deseo de irse sino el de descansar. ¡Qué difícil ha de ser descansar cuando uno ha entrado en dañar de tal manera! En los comentarios de la noticia, hechos por gente que se registra en el diario para poder decir lo que piensa, todo el mundo invitaba a que esa persona pague el dolor causado, es decir que no muriese, que siguiera viviendo y purgándose en la culpa. Como un macerarse a fuego lento en las calderas del averno.014-jose-breton

Me llega un gran dolor por este hombre y por la situación a la que se abocó. No hablo ya de los inocentes niños, o de la ex-mujer, a la que les guardo infinita conmiseración. Hablo del dolor que se ha provocado ese hombre a sí mismo por realizar esos actos deleznables. ¿Cómo podría uno a sí mismo encontrar perdón en tamaño horror? ¿Cómo puede uno descansar en paz, si no es a través de la dulce muerte? Yo pienso que en una existencia ultraterrena, ¿Cuántas vidas debería uno pagar por estas vidas cercernadas?

Yo he sentido culpa. Como todo hijo de vecino la he cagado en muchas ocasiones, nada extremo, podría decir. En una ocasión la cagué mucho haciendo daño a quien más quería, traicionando su confianza. En la distancia, no fue tan doloroso, sin embargo lo viví como un infierno. Quizá lo recuerdo ahora porque sucedió por estas fechas. Recuerdo que me entraban oleadas de culpa, en las que echaba a sudar del calor que me recorría, efectivamente era una mezcla de miedo, autorechazo y tristeza que me hervía por dentro. ¿Qué hacer ante ello? No tenía ni idea de qué hacer con esa culpa, y me puse a leer sobre ella. ¿Cómo se gestiona la culpa? ¿Cómo uno puede volver a quererse bien tras saber que ha herido al otro y a sí mismo? Me ayudó mucho algunos vídeos de Norberto Levy, que me enseñaron a qué parte de la culpa es sana y cuál es loca. Me ayudó también Alfonso González, hermoso terapeuta Asturiano afincado en Getafe, que me enseñó a buscar la parte heroica de mí mismo, de cómo un hombre aprende a serlo a través de diñarla. Me ayudó mucho Ángel Saavedra, que ha sido mi ángel, a darme cuenta de mi ingenuidad, y a enseñarme a amarme a través del amor seco y adulto. Me ayudó Maravillas Cano que me acompañó en el camino para que yo me agarrase los cojones con la mano derecha y el corazón con la izquierda y que repitiese una y otra vez el mantra de que yo soy digno, que yo valgo, y que yo había de andar con paciencia a donde quería ir.

6177893b6b63db9ce5aea99a61343e08

“…y que repitiese una y otra vez el mantra de que yo soy digno, que yo valgo…”

Recuerdo mucho ahora la excelsa escena de la redención en La Misión, con Robert de Niro. Cuando  De Niro, caballero español que había esclavizado y matado a muchos guaraníes, y que incluso llegó a matar a su esposa, creo, subió una cascada gigante con todas sus armas con mucho tesón y esfuerzo para purgar su culpa. A punto de morir, a punto de entregarse a esa muerte, no cejó en su empeño y consiguió llegar a la cima. Allí le esperaban unos indios serios, que conocían bien de sus fechorías. Uno de ellos se dirige hacia él con su rudimentario cuchillo y apoyándolo cerca de su cuello, le corta la soga que le anclaba a sus armas, que en esto caen al vacío, mientras De Niro cae en un llanto desconsolado, pudiendo limpiar su dolor y entregándose a los brazos a los que otrora exterminó, siendo incluido de nuevo, y perteneciendo ahora al clan.

Ojalá que José Bretón encuentre consuelo y perdón, y pueda haber salida a su dolor, al dolor de su ex-mujer, y al dolor de esta sociedad por tamaña ignorancia .

13

23781_428675969516_1663557_nCuando veo el número 13 siempre veo la espalda de mi hermano Carlos: era su número cuando jugaba al baloncesto. El 13, ¿por qué? Él me contestaba que porque nadie de su equipo quería jugar con ese número que representaba el mal fario. Yo, como buen hermano menor, lo imité. Pedí en cuanto puede el número 13, pero en mis años se ve que era más deseado, y entonces no tuve mucha suerte en ello, y año tras año me lo quitaban. De hecho el número menos solicitado fue el 6. Así que cuando jugaba al baloncesto me aficioné a ese número. Años después comprendí con gran asombro que era el número ordinal que me correspondía teniendo en cuenta a los hermanos que vivían en mi familia: es decir soy el sexto hermano que continúa en este mundo. Es curioso, aquel número que rechazó la gente lo tomé como mi número, y curiosamente luego compruebo que es el número de hermano vivo que tomo en mi familia.

3-14-celebremos-el-dia-de-Pi-con-5-curiosidades-5Fui supersticioso durante algún tiempo. No extremadamente, pero sí que buscaba y algunas veces entreveía, coincidencias que me parecían casualidades, aunque eran vagas. Estudié un poquito a los pitagóricos, y cómo escondieron como un gran secreto el cómo se hallaba la hipotenusa de un triángulo rectángulo, puesto que repudiaban los números que no eran naturales, es decir, les daban tirria las comas, por así decirlo. También me gustó mucho el número pi. Sí probablemente sepas que es 3,14. Yo me aprendí, por puro gusto de aprender, y casi de vacilar sobre mi conocimiento, más cifras de su parte decimal: 3,141592653. Si te preguntas si lo he mirado para escribirlo la respuesta es no. Pero sí que lo he mirado para comprobarlo y me he dado cuenta de que es correcto, y no es que tenga un don para la matemática ni mucho menos, pero se me quedan ciertos números. el número “e” creo que empezaba por 2,72 ( lo he repasado y es 2,718…), o por ejemplo la constante de los gases que era 8,314. El número de mi piso en el Rincón siempre me fascinó:  336. Me fui de una casa que era el número 5, piso 8º, a el número 8, piso 5º. También me gustó la matrícula del primer  coche que conocí de mi padre un R12: Ma 9263 B, o la del segundo coche de mi padre, Ma 9283 AV, que yo creía que iban en progresión. O la del primer corsa de mi hermana Nieves, Ma 7013 AM. Un, 7 y 13. Somos 7 hermanos y yo soy el numero 6, con los cual 7+6= 13. Son, como podrás ver, juegos. Me gustan los juegos de números, son como una especie de crucigrama gigante, como un sudoku de la vida. ¿Jugaste alguna vez a contar las matrículas y te alegrabas cuando sumaban 20? Yo sí, llámame freakie, Asperger, o lo que quieras. Tampoco me considero demasiado intelectual, pero una parte tengo.

carl_by_stygma7-d3b2h4mSin embargo, y recreándome en la serie Cosmos de Carl Sagan, aunque los números tienen una parte de seducción y casi atontamiento, me gustaría inspirarme en Johannes Kepler. Dedicó su vida a la astronomía y a la matemática. Creía que los sólidos pitagóricos podían explicar las órbita de rotación de los planetas con respecto al sol. Sin embargo, los datos le fallaron. No le fallaron mucho. Solo 8 minutos de arco. El arco normalmente se mide en grados, y cada grado tiene 60 minutos de arco. Es decir que era una parte casi inapreciable. Kepler es en esto un ejemplo de honestidad y búsqueda de la precisión. Yo, ciertamente, lo soy menos. Es más abogo por lo menos preciso y exacto. Ya trabajo más con mi hemisferio derecho, el femenino, el creativo e intuitivo. Y con este número 13, lo que quiero es hablar de eso, de la feminidad.

Yo ansiaba poner en mi camiseta por continuar la tradición de mi hermano Carlos el número 13. Lo que para mí era ansia, para él en realidad fue aceptación de que era el número no deseado por las personas de su equipo. Es decir, lo que para mí representaba el 13, era una cosa diferente de lo que significaba para él. Si yo te hablo de que creo que la comprensión del número 13 podría ayudar a conseguir un acercamiento a la violencia Patriarcal contra las mujeres, podrías pensar: ¿Pero este hombre qué se ha tomado? Sigue leyendo y luego me dices…

 

sl04fo04El 13, número de la mala suerte oficial, ¿por qué va a tener nada que ver con la mujer o con la violencia y domesticación de la mujer a manos del hombre? Déjame que te cuente un cuento: érase que se era que un rey y una reina invitaron a 12 hadas buenas para bendecir la llegada de su princesa. Al no ser invitada la número 13 ésta maldijo a la retoño y le puso el siguiente embrujo, que el día en el que cumpliera 15 años se pincharía con una rueca y ahí moriría. Al final le rebajaron entre las otras hadas la pena y la dejaron en que fuese la Bella Durmiente por espacio de 100 años.¿Por qué es la número 13? ¿Y por qué es el número 13 el número de los sentados a la mesa en la última cena? ¿Y por qué hay tantas referencias antropológicas al número 13 en el neolítico, y paleolítico? pues bien, aquí te lo voy a decir: 13 son los meses lunares, y maravillosamente, como si fuesen semidiosas que se coaligaron con Noctiluca, 13 son los ciclos menstruales de las mujeres. venus-de-Laussel-Lespugue-y-BrassempouyEn el Paleolítico, esta sincronicidad las encumbró como las guardianas de la divinidad. Las primeras basílicas teñían de sangre los muros y se representaba a la Diosa Madre a través de mujeres preñadas de fecundidad. Parece que muchos de esos lugares pueden ser calificados como pacíficos, donde las personas no morían por hacerse la guerra, sino donde encontramos estructuras sociales en que cada miembro de la sociedad ocupa lugares no en función de su sexo, sino de su capacidad, según los dones que cada uno traía. Las mujeres eran chamanas, estaban conectadas a la naturaleza, entendieron la agricultura y casi que la crearon, y tenían la capacidad de la serpiente, de transformarse, de transmutarse, de mudar la piel para dejar paso a otra piel nueva en sus úteros cada 28 días, de ser sanadoras de sí mismas y de los otros. Esto podría decirse que se asemeja a lo que es un paraíso terrenal. El poder de la serpiente, sin embargo se vio perturbado. El tiempo del Neolítico giró hacia el caldeamiento terrestre, la glaciación dejó paso a momentos más cálidos. El Sáhara, una bella pradera, se acartonó, y comenzaron a llegar hambrunas, y tras ellas el poder de la fuerza de los hombres se utilizó para robar cuando no hubo más que comer ni beber. La propiedad privada se conquistó a fuego y espada. Carros de combates arios vinieron desde las estepas, hombres fieros de cuerpos metálicos donde ya el 13 no significó nada. En breve la Diosa, se mutó en Dios. En breve la mujer debía ser atada. La serpiente fue un animal que ya no significó más lo instintivo, sino que representó el mal. El Dios de Canaán habló que fue la sierpe a través de la  mujer la que nos echó del paraíso. Que la mujer engañó al hombre. Que las familias ya no iban a formarse a través de las reuniones de mujeres que eran las que conocían y daban mitocondrialmente a sus hijos sus ácidos desoxirribonucleicos, sino que tendrían que desligarse de las familias de las madres, donde se enseñaba la conexión con la vida. El número 13 debía maldecirse. Y se maldijo.

inmaculada-concepcic3b3nMaría, la que dijo sí, pisaba la luna y la serpiente. Tenía la parte compasiva, también uno de los dones básicos de lo femenino, puesto que llevar a un hijo dentro, generación tras generación, hasta 60.000 veces, marca comprender cómo puede uno cuidar y amar desde el corazón. Pero la parte de sabiduría ancestral femenina se pierde con la virgen. La virginidad es una invitación al rechazo del cuerpo, a un Dios no lo podía engendrar un hombre, debía ser otro Dios. Y ella continuar virgen. Y así María pierde el contacto con su propio cuerpo, las entrañas por donde ella se muda, donde disfruta, desde donde emerge la vida. Y ahí, ya el 13, el cuerpo, el Diablo Mundo, es condenado.

13, veía yo en la espalda de mi hermano Carlos, y esto simbolizaba aceptación y compasión. 13, alguna vez lo tuve y sin embargo, sentía que yo lo había tomado desde la avidez. Ya mi 13 no fue el mismo que el de mi hermano. A mí me tocó el 6. Séptimo si cuento a mi hermano que no llegó a nacer. Bendito sea. Hoy hago ofrenda a él y a todos los perseguidos y perseguidas del 13. ¡Que viva el poder de lo femenino! ¡Que vivan las mujeres!  !Que viva lo femenino de los hombres! ¡Que sea bendito el 13! ¡Es mucho lo que nos ha de enseñar!Botticelli_-_La_nascita_di_Venere_-_Google_Art_Project_

Monte de Piedad y Consciencia

Screen-Shot-2016-02-05-at-4.29.04-AM-800x430Yo hace un tiempo que no comprendía nada de lo que pasaba en el mundo, porque me creía, lógicamente, las versiones que nos daban los medios de comunicación. Hace ya unos años que empecé a entender que la desinformación era algo reinante y bien claro para manejarnos. Encontré mucha verdad en lo que se refería a mi trabajo, a cómo comprender mejor a las personas gracias al humanismo presente en la Gestalt, la TCI, y sobre todo en el Proceso Sat, y en especial en la figura de Claudio Naranjo. Ahora mi pensamiento político ha sufrido un cambio muy importante, porque ahora estoy empezando a ver que hay personas que se están preocupando de hacer un periodismo de verdad, y lo he observado a través de los documentales a los que estoy accediendo. Happy, Fat, Sick and Nearly Dead, Zeitgeist, y ahora este Requiem for American Dream, donde Noam Chomsky expone de forma muy clara cómo se está rompiendo el sueño de un mundo que camina hacia la libertad y la consciencia debido a la codicia de los poderosos. Porque esta palabra que suena a ñoña y a viejuna, es lo que explica lo que nos está ocurriendo: CODICIA. Ponerle nombre a las cosas las hace más sencillas de comprender. NO es competitividad, ni eficacia, ni eficiencia, ni calidad, ni ganancias, ni negocios. Simplemente es que ya la palabra usura casi nadie la recuerda, y es precisamente que el negocio de producir cosas ha declinado en hacer usura. El banco ya no es una caja de ahorros, ni un Monte de Piedad, sino que es una entidad financiera, es decir algo que se dedica a hipotecar a los otros. Ya no cumple la función social de guardar el dinero para no ser robado, ni para prestar dinero para una mejor vida, sino a negociar, a que sean gigantescas concentraciones de dinero.  Agujeros negros donde el dinero siempre acaba, puesto que la energía del dinero simplemente llama a más dinero. Si yo te puedo estafar de forma legal, porque de esta manera obtengo más beneficios, resulta que no está moralmente penado en esta sociedad. Esto es sencillamente lo que ocurre.

viernes-s-2

Me encanta el nombre de Monte de Piedad. Imaginaros un monte, por ejemplo en Málaga el monte de Gibralfaro. Imaginadlo que cada pequeño grano de arena sea de piedad, de compasión, de ternura. Pues a esto es lo que se refería en un principio el Monte de Piedad. Yo te presto para tus libros, para tu alquiler. Es decir dedicamos un esfuerzo colaborativo entre todos los que componemos un poblado en mantener, en apoyar y sostener a otras personas que en este momento están más fastidiadas por tal o cual cosa.

En el Feisbuk tengo un grupo que se llama Instant Karma. Gente que le llega la recompensa inmediata por la disposición que adoptan ante un problema. Muchas veces es muy gracioso porque gente que va con Mala Follá a hacer cualquier cosa pues recibe inmediatamente el karma. Pues bien, si algo tengo claro es que el Karma, Dios, Alá, la Ciencia, Las Leyes de La Naturaleza o como queráis mirar a la divinidad, es muy generosa. Es como un padre bueno, realmente, porque si tuviéramos que pagar por cada cagada que metemos nos iríamos al carajo también instantáneamente y sin embargo no pasa. Hay bondad, mucha bondad en el Karma.

amazed-by-the-universe_greg-rakozy

Quiero ayudar a abrir la conciencia a quien lee esto. Mi deseo es adelantarme al Karma un poco, es decir, que veáis lo que a mí mismo me costó encontrar por muchos años: vivimos en un mundo donde hay muchas personas desalmadas (des alma das) que están llenándose los bolsillos de todas nuestras horas de trabajo, de todo el esfuerzo que acumulamos en ladrillos, de todos los ahorros precavidos de los cerditos de arcilla cocida. No durmamos, ¡busquemos! Debajo de lo que nos ocurre,busquemos. La vida dista mucho de ser lo que creemos que es. Está allí, esperándonos tras nuestra búsqueda. Despertemos todos de este maldito sueño que obnubila nuestra conciencia y nos deja indefensos ante los que perdieron su alma por el camino. Despertemos a nosotros mismos ¡Despertemos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Relatos desde la Sombra III. Amoracidad: Amor voraz

Mi gran deseo es conquistarte. No porque me importes, ni porque seas una mujer bella. Lo único que quiero es saber que te tengo, que soy más, más que tú y que todas vosotras. Me hicisteis daño y por eso os llamo meretrices. No os tengo miedo aparentemente, aunque por dentro tengo mucha necesidad de que me adoréis. En realidad mi necesidad es tan alta que quiero mataros. No es algo sencillo de explicar, yo mismo no comprendo por qué al necesitar tanto de vosotras al mismo tiempo deseo vuestra sumisión. Supongo que quiero ser sumiso, saber que si yo fuese sumiso no me haríais daño, pero en algún punto me perdí, y me quedé simplemente en desear vuestra sumisión. Os controlo. No por el móvil como hacen los niñitos. Os controlo a través de que me améis. ¿Y cómo lo hago? Amandoos yo primero. Y os amo como realmente deseáis ser amadas. Me entrego. Me lanzo no sólo a la conquista sino por completo. Me entrego. Aunque en lo profundo sé que todo es mentira. No, no es mentira, sino que es lo que yo deseo, lo que está en mis tuétanos, entregarme, realmente, hasta el final, sentir que eres mi red de funambulista, que eres en el fondo como la gran madre que deseo que seas.

confusion

Y yo me pregunto luego. ¿Y por qué deseo mataros? ¿Por qué vivo en la esperanza de satisfacerme a través vuestra? Nunca lo comprendo del todo. No me da la introspección para tanto. Lo que es mi necesidad me pasa desapercibida por que la visto de amor. No es amor. Miento tanto que ya me miento hasta a mí mismo.  Es voracidad. Mi voracidad desea engulliros. Sueño a veces que tengo colmillos más afilados y os doy grandes bocados, os introduzco dentro, tan dentro de mí que finalmente tengáis que ser mías para siempre. Vuestra muerte supone la vida en mí. No soy yo, entonces, sino que somos los dos en mí. Entrégate a mi. Yo cargaré en  mi alma a los dos. Ya somos realmente uno. Dos que son uno. Yo soy los dos.

vrykolakas-vampiro-griego

Y ahora vuelvo a la cacería. Te acecharé. No como un baboso. Me vestiré de sabiduría, de simpleza, de alegrismo, de cotidianidad, de juventud, de madurez exquisita, de terapeutista, de lo que vea en mi escáner que sea lo que necesites. Y ahí te frecuentaré, te dejaré interesada, sé cómo hacerlo, no me preguntes, me viene ese don de lejos. Y ahí jugaré con los tiempos, con los ritmos, con el interés. Sé que te gusta la mirada del hombre, sé que en el fondo nos reverencias. Sé que has modificado tu realidad para ser mujer pero que en realidad te creíste ya hace mucho en tu inconsciente que puedes ser una Pretty Woman, que de tu oficio sagrado en el que vendes tu cuerpo alguien te rescatará. Un hombre hermoso te llevará a su vida de lujo, y te sacará de la pobreza, de la muerte en la que crees estar. Tú, allende tu fachada de seguridad, lo sabes. Soy superior. No por mi intelecto ni por que pueda controlarte. Soy superior porque en el fondo tú me das ese rol de  estar por encima. No es la envidia del pene freudiana, es que me ofreces tu poder en tu confianza sagrada del amor. Y yo ahí soy implacable. Soy el lobo de caperucita, soy el vampiro de tus pesadillas, soy el dolor del que tanto huyes, y ten seguridad de que existo, como existe el Poder de la fuerza del Macho sobre el de la hembra.

images

Todos te avisaron pero ya los desoíste. Los desoíste porque quieres creer. Quieres creer en Richard Gere. Y yo te lo muestro. Y me crees. Y te muestro mi amor puro. Y me muestras tu corazón. Y yo te muestro el mío, me crees y por fin te tengo. Y yo ahí me satisfago en tí. Tanto que salivo, salivo profundamente sabiendo que voy a devorarte. A grandes bocados, dejando que tu sangre baje por mi pecho desnudo.

Una vez que me siento saciado, entro en shock. Es la dulce duermevela de haber terminado todo. Por fin me siento pleno. Ya eres yo. Y yo necesito deglutirte. En silencio. Sabiendo que penetras en mí tanto como no puedo yo. Y llegas y nutres mi alma.Y yo descanso. Puedo estar un invierno más sereno creyendo que no moriré de inanición. Eres mi seguro de vida, me nutriste. Te lo agradezco. Te amo.

 

 

Ir al Paso

Se quedan atrás las elecciones, el amarillismo pornográfico bélico Sirio, y demás locura intestinal de este 2015. Propongo y me propongo hacer reflexión sobre mi proceso como terapeuta durante este año que termina. Este ejercicio, nada lucrativo, de supervisarse como terapeuta (mucha gente ajena al mundillo de la terapia se ríe cuando ve que vamos a supervisión, “como si tuviéramos superpoderes de visión”, dicen), en este ejercicio, decía, resulta que uno se pone claro consigo mismo, con su propio trabajo, se recicla, se autoactualiza, se revisa, re-visa. De pronto caigo que estaba usando verbo en voces impersonales, así que lo re-escribo: me pongo claro conmigo mismo, con mi propio trabajo, me reciclo  y me re-visiono.

green-tunnel

Muchas veces pierdo la esperanza.  Creo que el trabajo que hago no tiene una repercusión real sobre el paciente. ¿Qué me ocurre ahí, qué es lo que me estoy haciendo? Yo lo asemejo a un día de resaca, de esos que antes frecuentaba: me duele la cabeza un poco, pero sobre todo el cuerpo, y de vez en cuando veo pensamientos que están muy relacionados con la tristeza. Aquí es cuando comprendo ¿por qué este pensamiento triste ahora?  Pues lo mismo ocurre en la terapia para mí, en algunos momentos siento la borrachera del terapeuta, de estar casi embebido de mí, y aquí es donde luego siento culpa, o extrañeza de mí, es como si en este trasiego de estar con el paciente viviendo milimétricamente lo duro de su dolor entrara en el éxtasis de Santa Teresa, y no sé a ciencia cierta si eso es acompañarlo. Me doy cuenta de hecho que raramente le pregunto al paciente si se ha sentido acompañado, sino que simplemente doy por hecho que se sentirá así, porque mi intención es acompañarlo en su infierno. En esos momentos saco el narcisismo para creerme Virgilio con Dante en las diferentes salas del averno.

dante

No le suelo temer al infierno del paciente. Creo que yo me he visto unos cuantos infiernos propios, en los que llegaría a asesinar, violar, raptar, me consumiría de tristeza o incluso de éxtasis, fallecería mil y una veces por distintas drogas, explotaría de grandeza conquistadora o implosionaría de humillación y culpa. No he llegado a ninguno de estos extremos, pero los conozco como posibles lugares internos. No los deseo para mí ni para mi vecino, pero podría llegar a ellos y esto hace que me sienta, quizá falseadamente, preparado para los infiernos de casi cualquier persona. En realidad me gustaría estar más preparado aún, es por ello que sigo buscando ya no solo infiernos, sino también purgatorios de conveniencia, e incluso rutas en algunos cielos, puesto que también las alturas se conectan directamente con los inframundos, y en algunos vuelos de pájaro distingo los caminos por los que acompañar a las personas y a sus dolores.

Confianza

Lo más difícil para mí, lo más rematadamente difícil es respetar el ritmo del paciente. Yo siempre quiero ir a mi ritmo. Y me es difícil comprender que el paciente tiene su ritmo. Me sirve para ello mucho recordar cómo llegué yo a la terapia, y cómo yo mismo de paciente, tuve un ritmo propio, ni despacio, ni rápido, simplemente el mío. Me costó de hecho mucho llegar a ser paciente real, puesto que siempre que llegaba a Ángel, ni que pintado el nombre, lo veía como si yo tuviera que enseñarle a él cómo era ser terapeuta. Me costó llegarlo a respetar como terapeuta, sólo fue a través de la confianza, cuando poquito a poco fui comprendiendo que para poder avanzar en estos caminos internos necesitaba confianza en mi Cicerone. Así que me marco, en este punto y seguido que es comenzar este año, el siguiente objetivo: Ir al paso. No al trote, ni al galope. Ir al paso.

Buen final de año, hermanos.

Buen inicio del resto de nuestra vida.

Un Espacio Nuevo: Escuchar.

Hace ya unos años que vengo trabajando sobre mi carácter desde la perspectiva de la taxonomía de la personalidad de la Psicología de los Eneatipos. Para quien no me conozca me presento de manera simplista para no enrollarme mucho: Me llamo Alejandro y la carcasa egoica con la que me he mostrado al mundo es la del orgullo puesto en el ámbito de lo social. ¿Esto qué significa? Es tener una pasión por ser más que tu. Si tú tienes algo que yo secretamente admiro intento desmerecerte a través de mis logros, volviéndome exhibicionista. Evidentemente no soy solo eso, me considero una persona que está haciendo un trabajo profundo desde el amor y la autoindagación. No estoy escribiendo esto para lucirme ni para martirizarme. Busco la manera de no estar en lo que yo llamo la escalera, encima o debajo tuya, porque a tu lado antes me sentía como si no existiese. Este es uno de los problemas básicos de los caracteres más emocionales, pero no quiero entrar a fondo en estas cuestiones, solo es una mera formalidad. A donde quiero ir es a otro sitio. Quiero ir al tema de la Escucha. Sí, a la ESCUCHA en mayúsculas.

saber-escuchar

Quizá esto que voy a escribir te parezca una chorrada, Pero me lanzo a ella. Creo que estoy aprendiendo a escuchar. O al menos se está abriendo un nuevo espacio delante de mí que tiene que ver con la escucha. Desde mi carácter, siempre que había escuchado, que me ponía a oírte, lo que hacía internamente era comparar lo que decías con la idea que yo tenía sobre eso. Esto creo que es algo relativamente normalizado. Sin embargo había una discapacidad para oír en realidad, puesto que cuando lo comparaba con lo mío, y lo mío tenía que salir ganando por narices, sencillamente consideraba que lo que tú decías no era cierto, no respondía a la realidad, o que estabas equivocado, y como tal debías poner atención para poder comprender la realidad de la forma en la que yo lo entendía. Y para eso una cosa era importante: hacerte de menos. Es decir quitarle peso a tí y a tu persona. Y así yo estoy por encima de nuevo.

InTreatment_Macsai

El proceso de ir viendo esto no ha sido sencillo porque ¿cómo voy a pensar yo que no sólo no tengo por qué estar en lo cierto, sino que además es posible que lo tuyo sea respetable?

Mi camino ha sido:

Sentirme respetado por alguien que me escucha.

2º Que esa persona me quiera desde el conocimiento de cómo yo soy y que no me juzgue por ello (Gracias Mariló)

3º Haber ido comprendiendo al  mismo tiempo que yo no soy tan grande como me creo. (Gracias Ángel)

Tener caídas. Caerme me ha brindado la posibilidad de sentir que es posible que yo no esté en lo cierto.

5º Que cuando yo estaba caído he sido respetado de igual forma que cuando estaba por arriba creyendo surcar los cielos. (Gracias Mavi)

Aprender a ir confiando en las personas, tener menos miedo a ellas y a sentirme invadido. Dejar de invadir para no sentirme invadido.

7º Considerarme un aprendiz de todo, especialmente en la pareja. (Gracias Victoria)

7º Ir poniendo un poco de intelecto a este proceso y comprender que había cosas que se ve que no estaban en su sitio en cuanto a que yo estaba por encima o por debajo del otro.

escuchar

¿Cuál es el colorario de todo esto? En vez de estar todo el día pensando en cómo voy a dar  a los demás parte de mi conocimiento, sabiduría y demás historias, lo que pienso es que cuando no sé de algo lo pregunto, y que puedo decirle al otro que quiero que me quiera, o que quiero me ayude, o que necesito tal o cual cosa. Y como soy igual no tengo fatiguita de pedir, porque soy igual, y si me lo das bien, y si no me lo das pues también está muy rebién. Y ese es mi nuevo espacio: Escuchar.

Relatos desde la Sombra II. La Grandeza.

Corregir es mi gran pasión. Creo que eres tremendamente imperfecto. Mi forma de hacértelo saber es que veas mi forma grácil, inmaculada de hacer las cosas. Voy siempre delante de tí. Cuando tu haces esto, yo ya pienso dónde está lo de más allá, y lo hago, antes que tú. Estoy enfadado pero no lo has de ver, porque mi forma de enfado es no estar aparentemente enfadado, sino solo en la parte en la que quiero que veas. Disfrutaría ver cómo, mientras te crucifico, pides perdón por no ser como yo quiero que seas. En realidad tengo muchas fantasías con asesinaros a todos vosotros, y en especial a tí que me lees ahora. Una de ellas sería tener una voz tan potente como para aniquilarte como se ven los edificios volverse polvo tras una explosión atómica.

Otra de la formas en las que te invitaría a desaparecer sería arañarte hasta que tu cuerpo se vaya desangrando. En realidad no son formas malvadas sino que tienen un fin gramatical, casi pedagógico diría yo. Por ejemplo a algún presidente risueño e inconscientemente mezquino le estrellaría zapatos a 100 kms por hora. Uno cada 20 segundos, el tiempo en el que tarda uno en reponerse del dolor agudo que provoca un zapatazo.

A otros me encantaría hacerlo con picadas de avispas rojas de esas grandotas que últimamente se ven, y que son como la versión mejorada y aumentada de las de toda la vida. Me detengo en formas de matar, aunque en realidad no es tan interesante verte morir como poner energía en ser mejor que tú, que puedas comprender que simplemente soy algo más que tú.

diosnomedejara1

Mirarte en mí debería ser un espejo maravilloso donde poder comprender cuánto aún has de cambiar, cuánto aún tienes que mejorar para poder medirte conmigo. De hecho la simple creencia de que algún día podrías mirarme directo a los ojos de igual a igual es meramente imposible. Siempre vas a tener algo en lo que yo te supero con creces. Dime algo bueno tuyo, y yo en una simple mirada puedo desarmar tu mundo estrecho con mi intelecto incólume. De hecho te reto a que te pongas delante mía, a que me dejes posar levemente mis ojos en tu cuerpo, ¡oh! es algo que saboreo tanto. Mirar tu pequeñez, tu diminuto universo a través del ojo de buey de mi perspicacia ninguneante.

predestinacion-estudio-2Sólo he conseguido verme un defecto en todo este juego. No soy feliz. Mi minuciosidad no me deja, puesto que ¿cuánto feliz puede ser uno para ser perfectamente feliz? No hay caso, es muy difícil. Esa es mi perfección, tener este pequeño detalle de imperfección que me pone aún en lo más alto. Porque se trata de eso, de mirar al mundo desde el Olimpo de mi divinidad. Eso es lo que más me deleita. Ser Dios para tí. Que comprendas lo difícil que sería tu vida sin que yo estuviera presente para iluminar con mi humildad tu camino. Sígueme, yo te podré llevar a lo más alto que puedas llegar. Yo te haré mi seguidor. Gracias. Con tu mansedumbre simple relleno mi alma y me hago más y más grande. Tanto que ya casi no quepo en mí. Gracias. Me elevo ante la vida, inflado hasta el infinito de la admiración que me tiene el mundo. Gracias, ahora ya muto mi aspecto, y en rellenarme más y más de tí soy cada vez más y más extenso, casi ya ocupo todo el volumen de la tierra. Gracias. Si me veneras un poco más puedo llegar a realizar mi ambición final: ser como el universo. Ser el universo. Dios entre dioses. Más allá de Dios. Soy, gracias a tu amor venerativo, el que Es. Ya no tengo confín. Mi perfeccionismo ya se dilató tanto que ahora me he vuelto el padre de Dios. Soy el gran mamífero de la creación, lo soy todo, ya no puedo contenerme más. Si me das un poco más de tu sangre, de tu alma estrecha puedo ser aún más. Ser el abuelo de Dios, de todos los Dioses, de todo lo creado. Ser aún más que el Cosmos. Ser más que todo lo que fue, es y será.

romant1

Y con esto aún no es suficiente,… ¿Qué podré hacer? Sólo me queda disminuirme o explotar, umm, ahora recuerdo, puedo ser la nada. Sería interesante pero creo que me quedaré en esta infinitud de mis límites. Tengo un poco miedo a reventarme, a implosionar, pues explosionar sería inviable ya que no hay un algo más allá de mí. Bien me quedaré aquí entonces, sosteniendo mi grandeza mientras quiera. Y ahora me pregunto…¿Con quién podré hablar de ello?

Relatos desde la Luz I. Vivir sin precio

20150714_211003

Es bueno mostrar la sombra. Mostrar la sombra es muestra de haber hecho la mitad del camino. Mostrar la luz es un pasito más. Hay sobredosis de sombra en este mundo. Hay sobredosis de sombra mundana en mí. Así que ahora voy a hablar de la virtud. No de mi virtud, sino de un momento de llegada a la luz.

Te invito a que escuches esta canción de youtube mientras lees.

Ocurrió en el SAT III. Para los no iniciados eso equivale a decir a que había recorrido un camino buscándome a mí mismo, un camino mayor que el que había podido hacer solo conmigo durante todo el tiempo anterior.

Ocurrió que fui desplazándome hacia atrás en el tiempo para saber dónde nació el dolor de no estar siendo quien sentía en lo más hondo que era. Y así llegué a una pequeña visión, a una gran sensación de paz, a conocer que en realidad yo formaba parte del mundo. Durante mucho tiempo había sentido que no formaba parte, que para estar dentro de lo que el mundo exigía debía ser yo más, y más y más.

En mi visión me vi mirando al mundo desde lo alto. Como si estuviera en el limbo. Ya no había peso posible. No había que cargar nada. No había que hacer nada. Yo iba a venir al mundo fuese como fuese, era mi elección. Nada que soportar. No tenía que pagar precio por encarnarme. No tenía que dar a cambio nada a mi linaje, a mis mayores, ni siquiera a los que vendrían tras de mí. Simplemente miraba desde lo alto al mundo, desde la paz de saberme uno más. Ni más ni menos. Un alma que iba a entrar en el mundo. Una parte del todo que iba a nacer, crecer, vivir y morir. Un ser amoroso y consciente. Alguien que comparte vida contigo que me lees. Y tú eres como yo. Seguramente tú también tienes en algún lugar perdido, como yo, esta sensación de paz que yo ví. Luz con luz fuimos. Hoy somos luz conectada por este medio audiovisual en lo material, y con otra conexión más allá, que tú sabes cuál es, que si te veo, yo sé cuál es.

217502__cave-caves-canyons-canyon-gorge-rock-stone-rock-rocks-light-ray-rays-sand-arizona-usa_p

Me invitaron a repasar mi vida entera desde esta sensación de paz, pertenencia, ausencia de peso, sencillez de vivir. ¿Y sabes lo que pasó? Todo cambió. Ya todas las interpretaciones de mí, de los demás y del mundo que yo me había hecho fueron cayéndose. Era mi miedo a no pertenecer, a no ser, a que debía pagar un precio. Tener el privilegio de vivir ya no costaba, no tendría que hacer nada más que vivir conmigo mismo y mi disfrute. Y he aquí que ví luz. Mi luz, que es tu luz, que es La Luz.

Qué belleza poder compartirla contigo.

Relatos desde la Sombra I. Slavery and Domination CO.

Este relato forma parte de una serie de ellos que voy a realizar como un trabajo que se me invitó a hacer en el verano del 2012, dentro del Sat III enviado por Iñaki Zapirain. He decidido que ahora sí puedo estar en ello. Voy a sacar lo maligno de dentro de mí e ir poniéndolo en una serie de relatos desagradables en los que voy a  mostrar exactamente aquello que no muestro en lo diario.

Slavery and Domination CO.

company-profileSoy el que manipula la información. Soy quien vivo para hacer que todo se líe. Me encanta que creas que las agencias mediáticas tienen buenos sentimientos mientras yo brindo con Möet Chandon en el Ocean Level de Marbella. Yo disfruto de todas las migajas. Disfruto verte perder, morir. Tu muerte me da exactamente igual. Disfruto realmente viendo cómo pierdes. La cosa es bien sencilla. Juego con el dinero. tengo 314.159 asesores informáticos repartidos por el mundo. Ellos van hackeando cuentas, creando perfiles falsos, vendiendo corrientes de opinión en los que la ilusión pierde. En realidad, en los petits comités siempre me presento como cercenador de ilusiones, porque es precisamente de eso de lo que vivo. SI yo gano dinero, montañas de ello, es precisamente por que olvido completamente la ilusión de que la vida pueda ser maravillosa. La vida no puede ser maravillosa para mí si yo no puedo comprar más que tú, y eso lo hago a través de pervertir la información que llega a tus oídos. analisis-documentos-sobre-american-way-of-lif-L-e4Wtxd Soy la ponzoña venenosa que vierto en tus oídos. Creo ídolos falsos, artistas pop de un día, apuesto por ellos, creo una falsa ola de alegría en su canción, y luego, ya exprimidos, los lanzo al vacío. El vacío es lo que nadie quiere verse, así que te voy vaciando a través de que no ames tu pequeño vacío. El vacío es un gran compañero del que no se habla en ningún anuncio, pero es de lo que todos anuncios hablan. Y yo creo anuncios. Tengo mi división de anuncios en mi empresa Slavery and Domination C.O.

Mi división de anuncios crea una expectativa en ti: serás saciado si tienes este producto, producto del que yo soy el fabricante único mundial, producto manufacturado en Bangladesh con vidas que no valen nada. Porque, ¿quién quiere preguntarse qué es lo que hay debajo del brillo? Debajo del brillo no hay nada, es solo el artificio del brillo. El brillo es sencillo y es una buena salida a la creencia de que no hay nada en el vacío. Es desde ahí donde yo trabajo. Si no entras en el vacío, si realmente consigues pasar tu vida sin mirar tu vacío entonces te tengo bajo control, consigo realmente mi fin: no descubrirás que en vivir tu vacío como algo que nutre es donde reside la gran verdad del amor.sin-ti-soy-yo

Pero para que no llegues ahí te vendo un amor de mierda, sensiblero con películas basura de hollywood. Otras pornográficas en las que te vendo sucedáneos de la sexualidad a través del porno, para que creas que debes ser así, para que no encuentres el disfrute de hacer el amor de verdad, para que nunca conozcas el tantra, eso son mierdas sátiras de los indios. 

tumblr_static_filename_640_v2

Y así sin tener gozo en la vida te tengo más en mi mano. Por que la clave es esta: yo te tengo en mi mano a través de que creas que lo que es sano para tí en realidad no merece la pena. No hagas terapia, los terapeutas cobran caro y están flipados. No leas, es tedioso y ya no hacen nada bueno. No disfrutes haciendo el amor, la entrega sexual no conduce a mayor placer. No prodigues tu amor, pues te harán daño. No confíes en los amigos, te defraudarán. No hagas tus propios alimentos, es cansado y no valen para nada. No comas saludable, son tus hormonas los que te engordan. Automedícate, es la mejor forma de soportar el dolor. No se puede estar en casa sin tele, es aburrido escuchar el silencio. Ve de compras, reciclar lo que tengo en casa está pasado de moda. Cuelga de tu brazo el bolso y con la mano chatea. Habla de fútbol, de la tonadillera que entra en prisión, llénate de mañanas nocivas tragando sucesos que ocurren por mentes desquiciadas. TEN MIEDO.

istock_000016935654small_wide-95e4d0316a6b1b5c4d10bafa173393a4a13cb181-s900-c85Y aquí entro yo para quitarte el miedo. Con esta pantalla más amplia, en 3D, curva adaptada a tu sedentarismo, y de regalo tres gafas, solo por 899$. También viaje a Rivera Maya, con fotito con delfines y confinamiento en Resort donde no se ve la muerte o la vejez solo por 1299$. Coche con pantallas en los respaldos para que tus hijos no den por culo en los asientos traseros 12399$. 

ritaline2 Uff, sí que son importantes los niños. Los niños ven que yo les miento, así que he desarrollado el juego perfecto: creo enfermedades de mentira y los voy durmiendo para que no protesten. Y si no te receto el libro, “Que te calles Niño que no me Dejas Echar la Siesta” de Mendívil, y así ya ellos van perdiendo la fe en el amor desde pequeñitos. Sin olvidar las maravillosas pantallas  de tabletas que los atontan y así sus padres pueden seguir comprándome cositas. Y ahí yo gano, como siempre. Estoy detrás de los poderes nacionales, detrás de todo eso que crees que son los que os liberarán con sus aviones y su democracia. ¿Sabes dónde estoy? Crees que estoy lejos, pero estoy muy, muy cerquita. Estoy en tí. Soy el software que no ves por que ya estoy tan dentro que crees que eres yo. Por eso no me verás jamás. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA